Ajustar imágenes oscuras

Las imágenes suelen brillar mucho con la luz del monitor que pasa a través de ellas. Eso puede hacer que tus imágenes parezcan más luminosas de lo que son en realidad. Es posible que esas mismas imágenes sean más oscuras de lo que esperas al imprimirse.
Por suerte, hay una manera muy fácil de comprobar y ajustar el brillo de las imágenes. Puedes usar un programa de edición de imágenes como Photoshop, iPhoto, Photos, Vista previa o cualquier otro. Busca una prestación llamada niveles o el histograma.


Ejemplo

Puede que esta foto parezca bastante luminosa en pantalla, sobre todo si el brillo de tu monitor está alto.

rabbit_small.jpg

Pero si abrimos la herramienta Niveles en Photoshop (en la imagen de abajo), veremos que es bastante oscura. Hay pocos blancos puros en la imagen. Los conejos blancos pasarían a ser grises al imprimirlos si los dejamos tal cual.

Screen_Shot_2016-11-22_at_14.48.23.png

¿Cómo podemos saberlo? ¿Ves este gráfico que parece una cadena montañosa? Es el histograma.

graph.png

El lado izquierdo del histograma muestra los niveles de negro de la foto. El lado derecho, la cantidad de blanco.
La mayoría de imágenes deberían tener un rango completo, es decir, el histograma debería llegar a ambos lados. En este gráfico, no llega hasta el lado derecho porque hay poco blanco puro en la imagen. (Los conejos blancos son más bien grises).
Puedes ajustar los niveles de blanco y negro de la imagen con las flechas que hay debajo del histograma. De esta manera puedes destacar el blanco.
La flecha izquierda ajusta los niveles de negro. La de la derecha, los de blanco. (La flecha central ajusta los tonos intermedios, que vamos a ignorar por el momento).

histogram_arrows.png

Para aumentar la cantidad de blanco (e iluminar las áreas blancas) lleva la flecha derecha hacia la izquierda. No hay una fórmula exacta para saber cuánto hay que aumentarlo (cada imagen es un mundo), pero llevar la flecha hasta el borde del histograma, o un poquito más adelante, es un buen comienzo.

white_adjust.png

Observa dónde está la flecha derecha ahora. Los conejos ya no son grises. Serán blancos cuando los imprimamos.

rabbit_lightened.png

Compárala con la foto original.

rabbit_small.jpg

Pero tampoco hay que pasarse. Si iluminas demasiado la imagen, puede que aparezca quemada en la pantalla y se pierdan detalles. En la imagen de debajo, hemos arrastrado la flecha demasiado a la izquierda. La foto está quemada.

¡Es demasiado!

Screen_Shot_2016-11-22_at_15.05.03.png


Con esta sencilla herramienta y unos ajustes (moderados), puedes mejorar el resultado al imprimir tu libro.

Unos últimos consejos
• Ten en cuenta que todas las imágenes son diferentes y los resultados pueden variar
• Tú eres el autor y, por tanto, el responsable del contenido de tu libro, incluido el brillo de las imágenes.
• Siempre es aconsejable pedir una copia impresa del libro a Blurb para revisarla antes de hacer un pedido mayor o al trabajar en un proyecto importante, por si necesitas hacer correcciones.

¿Tiene más preguntas? Enviar una solicitud
Inicia sesión